Diálogo igualitario

Todas las personas que participan en el diálogo son consideradas como iguales; sus contribuciones se valoran de acuerdo a la validez de los argumentos que expongan, y no conforme a quién está efectuando la contribución. De esta manera, los argumentos, tanto si provienen de un o una participante sin formación académica o de un o una profesional de la ciencia asistente a la tertulia, podrán ser válidos.

Desarrollar habilidades de comunicación, mejorar actitudes críticas y "saltar barreras culturales" (Flecha, 2000, p.11) son efectos de dicho intercambio.

"El diálogo igualitario también supera las barreras personales. Dejar la casa y hacer amigos fuera del hogar, atreverse a hablar en público, sentirse seguro en una conversación familiar o social sobre temas culturales, o darse cuenta de que todavía hay tiempo para hacer casi todo son algunas de las nuevas aventuras que algunas personas comienzan a los veinte, los cincuenta o los ochenta años de edad. Para abrir estas puertas, la gente no solo debe superar sus suposiciones sexistas, racistas e ideológicas interiorizadas, sino también superar su propia timidez, complejos e inseguridades" (Flecha, 2000, p. 12)

 

Este video te da la impresión.
[Poner los subtítulos en español (parte inferior del vídeo, a la derecha). Gracias]

 

Kurzlink zu dieser Seite:
die-bonn.de/li/1388

last changed: 18/09/2018